Danny Willett espera que el Turkish Open pueda ayudar a reavivar su inclinación de Carrera a Dubai

El año 2016 de Danny Willett se definirá para siempre con el uso de la chaqueta verde. Queda aún margen para que el Yorkshireman termine el año con el premio de la Orden del Mérito de Europa que tan poco se le escapó hace 12 meses, aunque por la propia admisión de Willett, la escalada de las alturas, incluso cerca de lo que ocurrió en Augusta National en abril, está resultando difícil. Spieth ‘slump’ dice tanto sobre la fuerza de los rivales como sus propias aflicciones | Ewan Murray Leer más

Un tercero en el BMW PGA Championship y su finalista en el Abierto de Italia se destacan como los únicos resultados sólidos de Willett desde The Masters. La semana pasada en los Campeones de WGC-HSBC, cerró en un total de 14 sobre par.Su Ryder Cup, en sus propias palabras y en parte vinculada a las travesuras inútiles de su hermano, fue “mierda”.

De alguna manera, Willett está tratando de convocar el espíritu de Augusta. El Turkish Airlines Open, que comienza el jueves, es el segundo de cuatro torneos consecutivos para que Willett concluya la temporada. Por ahora ocupa el segundo lugar en la Carrera a Dubai detrás de Henrik Stenson, quien no está en el campo de esta semana.

“El último par de meses ha sido pobre, para ser honesto, en muchos aspectos”. Willett admitió el miércoles. “El año pasado me perdí la Carrera de Dubai a Rory. Jugó muy bien en Dubai, el final. Creo que solo tuve que vencerlo y hubiera sido mío, pero él terminó primero y yo terminé cuarto.

“Este año lo lideré por mucho, mucho tiempo.Desafortunadamente, la semana pasada probablemente tuve mi peor evento en la gira por todos los años que estuve, y Henrik terminó segundo, así que me sobresalté. Para mí, esta es una semana bastante grande. Henrik no está aquí, de todos modos nunca fue programado para jugar. Así que me da la oportunidad de cerrar esa brecha o, con suerte, saltar de nuevo y hacer que sea realmente interesante llegar a los dos últimos [eventos].

“Estamos haciendo todo lo posible. El juego es promedio; ha sido promedio durante un par de meses, por lo que estamos trabajando duro y estamos tratando de hacer lo correcto. Desafortunadamente, tiene altas y bajas en el golf y los últimos meses han sido un poco bajos. Antes de eso fue un colmo masivo.Sigue trabajando duro, y si lo hace, entonces estará a la vuelta de la esquina “.

Si los nuevos niveles de atención y las limitaciones de tiempo que conlleva ser un gran campeón fueron los aspectos más problemáticos para Willett , eso sería perfectamente comprensible. Sin embargo, ese no parece ser el caso. Más bien, el deseo del jugador de 29 años de continuar con su juego después de ganar ese primer major es el factor clave.

“Estás tratando de mejorar y mejorar”, dijo Willett. “Para mí, abril ha sido un mes bastante mágico, pero todavía intentas impulsar tu juego y empujar tu juego. En ocasiones, eso lleva a dar algunos pasos hacia atrás al intentar cambiar las cosas que estás haciendo y, desafortunadamente, solo ha sido un poco agotador.Ocurrió en una época realmente mala del año.

“El enfoque no está en el objetivo a corto plazo, es un objetivo a largo plazo, y tiene que comenzar a hacer cambios eventualmente y hacer algo” Diferente si quieres mejorar. Todos están mejorando cada semana. Solo porque gané en abril no significa que eso vaya a continuar para siempre. Tienes que asegurarte de mantenerte al tanto de las cosas y de seguir intentando mejorar. Justo en el momento es un poco obsoleto.

“Estamos trabajando muy duro en el gimnasio, fuera del campo de golf, haciendo todo bien y practicando mucho. Simplemente no es exactamente como lo hubiera imaginado durante estos últimos meses. Estoy bastante seguro de que trabajo con dos de los mejores entrenadores del mundo, Mike Walker y Pete Cowen.Tengo un muy buen equipo a mi alrededor y estamos tratando de hacer todo correctamente y estoy bastante seguro de que todo lo que estamos haciendo es correcto “.

Willett se unió a los deberes previos al torneo aquí por Lee Westwood, quien se convirtió en el último jugador en ignorar las preocupaciones de seguridad relacionadas con un evento en Turquía. Varios han optado por saltarse este torneo teniendo en cuenta esos temores. Westwood respondió “sí, un poco” cuando se le preguntó si se había sentido decepcionado por los niveles de abstinencia. “Creo que el mundo en el que vivimos en este momento, cualquier cosa puede suceder en cualquier lugar”, agregó. “Creo que Turquía no es diferente a cualquier otro lugar.

” Creo que todo el mundo tiene que estar muy atento a estas cosas, pero ciertamente no me preocupa la seguridad de venir a Turquía.Usted [los medios de comunicación] está aquí, así que obviamente no lo va a hacer si tiene miedos y no soy diferente a usted. Valoro mi vida tanto como tu valoras la tuya. Estoy aquí esperando jugar golf esta semana y en un gran torneo, y nos estamos enfocando en eso. No me siento incómodo “.